Ventajas Y Las Desventajas Del Cultivo Del Pimiento California

Ventajas Y Las Desventajas Del Cultivo Del Pimiento California

El cultivo del pimiento california que también es conocido como aji morón o pimentón en algunas partes de Latinoamérica, es un proceso relativamente sencillo que no representa mayores complicaciones a la hora de la siembra y de los cuidados que se deben tener con la planta.

Sin embargo hay cosas que queremos contarte si has decidido cultivar esta hortaliza para que conozcas algunas de las ventajas y las desventajas de este cultivo.

Ventajas del cultivo del pimiento california

  1. Es una hortaliza de consumo masivo, por lo que a la hora de comercializar la cosecha representará unas buenas ganancias económicas.
  2. Cada planta produce al menos 10 o 12 frutos, y puedes tener varias cosechas ya cuando llega a su edad adulta, con lo que no tendrás que repetir el proceso de siembra con tanta frecuencia.
  3. Puedes usar sistemas de riego automatizado para mantener la humedad que requieren, siendo el más recomendado para ellas el sistema de goteo.
  4. Sembrarla es muy sencillo ya que solo debes colocar las semillas en un semillero y abonarlas para que en un par de meses puedas tener una pequeña plantita que trasplantar.
  5. No requieren de un cuidado constante como es el caso de otras hortalizas, ya que una vez que la hayas trasplantado y hayas hecho la sujeción de las ramas para que tengan un crecimiento recto, no tendrás que preocuparte de más sino hasta la época de la maduración y recolección de los frutos.

 

 

Desventajas del cultivo del pimiento california

  1. Al igual que toda planta, es propensa a plagas y enfermedades, con lo que deberás tener mucho cuidado ante la aparición de garrapatas blancas o podredumbre blanca.
  2. Su fruto tiende a ser delicado y requiere de cuidados especiales al momento de la maduración para evitar que se pudra o que se contamine.
  3. Es una planta exigente en cuanto a la temperatura, por lo que deberás cuidar que cuando la siembres lo hagas en un lugar con las condiciones climáticas adecuadas.
  4. Si se deja crecer la planta libremente sin reducirla a solo 2 o 3 tallos se tendrá un cultivo menos favorable con frutos de menor tamaño y menor calidad ya que los nutrientes del suelo se distribuirán entre los distintos ramajes por lo que es mejor podar y evitar que se ramifique de más.
  5. El transporte del fruto requiere también de cuidados especiales puesto que su pulpa es propensa a los daños producidos por la mala manipulación.